LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN. Santi Torres, un inmobiliario en Gandía.