Formación en Gandía, de la razón al corazón