Bodorrio en Gandia, la creación de un gran vínculo